Meridiana Open Day Madrid – Behind the scenes

Dicen que cada detalle cuenta y en nuestro primer Open Day oficial no podíamos dejar nada al azar. A continuación os revelamos algunos de los detalles que hicieron posible que todo saliera como esperábamos.

[mk_divider style=»thin_solid» divider_width=»custom_width» custom_width=»250″ align=»center» border_color=»#00a9e0″ thickness=»4″ margin_top=»30″ margin_bottom=»50″]

¿Dónde hacerlo?

Sin duda, una vez se plantea la idea de hacer un Open Day, la idea que viene a la cabeza es dónde hacerlo. Nosotros escogimos El Paracaidista porque encajó a la perfección con lo que estábamos buscando en este momento. Un sitio céntrico, moderno, con un espacio muy amplio donde poder ver a unas 35 o 40 personas por sesión, que era el principal objetivo, y facilidades como pantallas, proyectores, zonas para registrar asistentes, que nos ayudaron a dar forma a toda esa lluvia de ideas que teníamos en la cabeza.

[mk_divider style=»thin_solid» divider_width=»custom_width» custom_width=»250″ align=»center» border_color=»#00a9e0″ thickness=»4″ margin_top=»30″ margin_bottom=»50″]

¿Cuáles fueron los demás ingredientes de esta receta?

Una vez escogido el espacio lo siguiente era encontrar a nuestros mejores candidatos y preparar todo el proceso para cuando fueran llegando a las sesiones. Para ello y como siempre, todo el equipo se volcó en el trabajo . Cada uno fue aportando ideas que podrían ser de ayuda en el directo, tened en cuenta que para nosotros era la primera vez que hacíamos algo así y trabajamos con mil ojos para que no se nos escapase ningún detalle.

Nos encargamos de que, desde que el candidato o candidata pisara El Paracaidista, todo estuviera perfectamente estudiado para el correcto desarrollo de las sesiones, ya que, al tratar con tanto volumen de gente, es imprescindible una gran organización entre todo el equipo.

Lo primero que se encontraban los candidatos era con nuestra sonrisa de bienvenida  y un número a modo de pegatina para que tuviéramos localizada a la persona, que cumplimentara su ficha y las fotos que se harían a cada uno al terminar la entrevista. A continuación, el equipo de RRHH les acompañaría en la sala desde la llegada hasta que se marcharan al terminar la entrevista.

Este proceso se continuaría así durante cinco sesiones que nos permitieron conocer…¡ a más de 120 candidatos ! 

[mk_gallery images=»3865,3866,3867,3868,3869,3870″ column=»3″ height=»200″ hover_scenarios=»slow_zoom»
image_quality=»2″]

[mk_divider style=»thin_solid» divider_width=»custom_width» custom_width=»250″ align=»center» border_color=»#00a9e0″ thickness=»4″ margin_top=»30″ margin_bottom=»50″]

Et voilà…

Lo conseguimos, fue una jornada intensa por supuesto,  aunque el resultado fue más que satisfactorio, encontramos lo que fuimos buscando: una manera de poder usar las herramientas del departamento de Recursos Humanos a una escala mayor de lo que estábamos acostumbrados hasta el momento, pero sin perder la esencia de una entrevista personal y evaluada a posteriori. Una manera de, como no, seguir intentando llegar un poquito más allá, de mejorar y aportar nuestro toque de distinción.

Como no es lo mismo contarlo que verlo, aquí te dejamos el link para que puedas observar por ti mismo cómo quedó todo:

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *